Los beneficios de comer en familia

La adquisición de unos buenos hábitos alimentarios desde pequeños es clave para seguir un estilo de vida saludable y prevenir multitud de enfermedades. Sin embargo, se está perdiendo la costumbre de comer en familia, permitiendo así que los más pequeños adquieran malos hábitos en la alimentación.
Muchos estudios han demostrado que compartir la mesa familiar impacta de manera positiva en el desarrollo físico, social y emocional de las personas, y particularmente de los niños.

www.apoyomatrimonial.com

Hay tres razones para comer en familia. En primer lugar, favorece la calidad de la dieta. Los niños y niñas consumen más frutas y verduras y toman menos grasas de mala calidad.
Refuerza hábitos más sanos. Los niños aprenden por imitación de sus padres y de otros miembros de la familia.
Y por último, fortalece la unión familiar. Es un momento idóneo para hablar entre los miembros de la familia. Fundamental apagar la televisión.

Para organizar las comidas familiares es necesario tener un horario regular. Intenta crear una rutina. A los niños les ayuda a seguir un horario.
La alimentación debe ser variada y completa. Piensa que debe haber alimentos de todos los grupos.
Da ejemplo. La educación nutricional se aprende en casa, los niños copian todo lo que ven. Procura que la comida sea la misma para todos variando únicamente la cantidad de la ración.
Cuenta con los niños. Involúcrales, que nos ayuden hacer la compra, a poner la mesa, a preparar comidas…
Dedícale tiempo. Organizar y planificar las comidas lleva su tiempo, es bueno hacerse un planning semanal, que te ayudará a adaptarte mejor a las ingestas recomendadas y a poder organizar con tiempo tus compras.

Deja un comentario