Los adolescentes y el “sexting”

Si antes a los 13 años recién comenzábamos a dejar las muñecas y con timidez mostrábamos interés en el sexo opuesto, hoy el asunto se adelante y adquiere ribetes sexuales de manera temprana. Las chicas y chicos están mas desinhibidos, lo que no sólo deriva en una precocidad sexual, sino que en la perdida del pudor, hecho que se puede observar en una nueva moda entre los jóvenes. Se trata del llamado “Sexting.”

sexting Derivado de la combinación en ingles de las palabras “Sex (sexo)” y “Texting (textos”,) describe a la práctica usual del envío de imágenes intimas tomadas con las cámaras de los teléfonos móviles, las que en la mayoría de los casos está acompañada de textos provocativos.

En los Estados Unidos un 20% de los chicos entre 13 y 17 años declaró haber enviado fotografías de carácter sexual por e-mail o su teléfono móvil, hecho que ha derivado al traspaso entre los jóvenes de los contenidos que estaban hechos para un solo destinatario, a otros chicos e incluso la Internet.

El año pasado se conoció el caso de una adolescente que se cometió suicidio luego que una foto de ella mostrando sus senos fuese difundida en su escuela, lo que le valió fuertes burlas que finalmente le llevaron a una fuerte depresión con los efectos ya nombrados.

Es misión de los padres el educar a los chicos de ambos sexos en la práctica de un pudor sano, indicándoles que hoy en día nada es privado y cualquier foto, vídeo o incluso mensaje, pueden ser interceptado, compartido e incluso publicado para ser visto por millones de personas en la red, pasando a ser una posible víctima de pedófilos.

Es necesario que el adulto se involucre en las actividades que los adolescentes realizan en Internet y con sus aparatos móviles, monitoreando de manera cercana su participación en redes sociales, grupos o mensajería móvil. No es necesario ser un guardián castigador, pero si un orientador que proteja a los chicos de predadores sexuales y acciones para las que aún no están preparados.

Imagen: Tecnonoticia

Deja un comentario