Las sales minerales

Las sales minerales son indispensables para el organismo por sus múltiples funciones: el calcio, el fósforo y el flúor sirven para la construcción de los huesos y de los dientes; el hierro forma los glóbulos rojos de la sangre; el sodio, el potasio, el magnesio, el cobre y el cloro regulan importantes equilibrios químicos y se pueden encontrar en muchos alimentos.

El calcio se encuentra en los lácteos, en las verduras de hoja verde y en las legumbres secas. El fósforo se encuentra en los lácteos y en la carne.
El potasio se encuentra en los lácteos, en la carne y en algunas frutas (por ejemplo, los plátanos). El cloro y el sodio se encuentran en la sal de cocina y el yodo y el flúor se encuentran en el pescado.

El hierro se encuentra en la carne, en los huevos, en las legumbres y en las verduras de hoja verde. Es importante prestar una especial atención al consumo de hierro de los niños y niñas. A partir del primer año de vida, las reservas de hierro acumuladas se agotan y es preciso reponerlas constantemente, con el fin de evitar el riesgo de anemia.

www.tustrucos.com

Es preciso procurar una combinación adecuada con otros alimentos, que en algunos casos favorecen su asimilación y en otros la obstaculizan. El alimento que contiene más hierro es, con diferencia, la leche materna.

Deja un comentario