Las molestias de los primeros dientes

Cuando le salen al bebé los primeros dientes, lo cual suele ocurrir entre los 4 y los 7 meses, empieza una época un poco difícil. Incluso antes de que los dientes salgan, las encías estarán inflamadas y le dolerán. Puede que esto le ponga de mal humor o que haga que se despierte por la noche. La aparición de los dientes también causa un exceso de babitas. Sin embargo, hay algunos bebés a los que parece que los dientes no les afectan, mientras que otros lo pasan mal durante días o incluso semanas.

Para aliviar el dolor de tu bebé, intenta darle un masaje en las encías con el dedo. También le puedes dar una toallita para que la muerda. O intenta darle un aro de dentición u otro juguete para morder. Si antes lo metes en la nevera o el congelador durante unos minutos, puede calmarle más todavía. Consulta con tu pediatra antes de darle a tu bebé cualquier tipo de medicación. Los analgésicos locales orales, pueden proporcionar un alivio momentáneo a las encías del bebé, pero también pueden interferir con el reflejo para no atragantarse o causar una reacción alérgica. No le des nunca aspirina ni la pongas en sus encías.

Si ves que tu bebé tiene la barbilla o el labio de abajo enrojecido, eso es porque el babeo constante le está irritando la piel. Límpiale las babas con suavidad (sin frotar) con un pañuelo de algodón y ponle vaselina en el área afectada antes de que se vaya a dormir.

Deja un comentario