Las mascotas y los niños

Las mascotas, muchas veces, nos dicen que es lo peor que un niño puede tener cerca porque lo único que consiguen es que les peguen gérmenes y que estén enfermos.

Yo me he criado con mascotas y nunca me ha pasado nada. He tenido desde perros a patos, gallos, tortugas, conejos,… Vamos, todos los animales habidos y por haber (salvo algunos con los que siento pánico y ni me acerco a los mismos).

Mis propios sobrinos también se han criado entre animales (claro está, si venían a visitarnos aquí había animales) y tampoco les ha pasado nada.

Si bien es cierto que hay que tener mucho cuidado porque los niños son niños y no saben que algo que pueden hacer (como darles de comer al animal de lo mismo que tú comes) está mal porque así sí que puedes coger alguna enfermedad, no hay necesidad de meterles miedo a los niños alejándolos de los animales sólo porque no quieres que les pase nada… Ese comportamiento lo único que consigue es que le tengan miedo a los animales y que éstos sientan celos del niño porque se lleva toda la atención y el animal no puede ni acercarse al niño por temor a regañinas o incluso que le golpeen.

Tampoco es que vayamos a que el niño vaya a tocar cualquier animal que se encuentre en la calle; nosotros mismos sabemos que acercarnos a un animal que no nos conoce nos puede conllevar una mala experiencia, pero al menos intentemos que el niño no sufra de los mismos miedos que podemos tener y, ya sabéis lo que dicen, los animales huelen el miedo y si te acercas con miedo a uno de ellos lo más seguro es que reaccione mal y pase algo; pero si nos acercamos seguros de nosotros mismos no pasará nada.

Yo creo que lo mejor es que tengan una buena amistad, siempre limitando los actos (por ejemplo, que no le lama la cara, pero sí las manos y lavárselas en cuanto dejemos al animal), pero propiciando una buena relación entre ellos de manera que el niño entienda que a los animales no hay que hacerles daño sino tratarlos con respecto, y el animal se dé cuenta de que, no porque haya un niño en casa, va a quedar desantendido o no le van a dejar hacer lo que antes hacía.

 

Deja un comentario