Las fontanelas de los bebés

Las fontanelas son los espacios situados entre los huesos del cráneo del niño. Protegen la cabeza del bebé de posibles traumatismos y permiten que el cerebro pueda crecer y desarrollarse. Las fontanelas están formadas por membranas flexibles y resistentes.

La función de las fontanelas es permitir el desarrollo de los huesos del cráneo del niño hasta alcanzar el tamaño de los de un adulto. Asimismo, constituyen un mecanismo de protección importante en caso de traumatismo craneal, puesto que, debido a su elasticidad, atenúan el impacto y evitan la fractura de los huesos. Por este motivo, el cráneo de los niños pequeños soporta mejor los traumatismos que el de los adultos.

En el momento del nacimiento, cuando la cabeza del niño o niña queda comprimida durante el paso a través del canal del parto, la presencia de las fontanelas permite una ligera superposición de los huesos, sin que el cerebro del bebé sufra daño alguno.

Las fontanelas principales son la anterior, también llamada fontanela bregmática o mayor, y la posterior, también llamada fontanela lambdoidea o menor. La fontanela anterior se encuentra en la parte superior de la cabeza. Es la más grande de las dos y tiene forma de rombo. La posterior, situada entre los huesos occipitales y los parietales, es más pequeña y tiene forma triangular.

imagen: http://www.juntadeandalucia.es

Deja un comentario