Lactancia y alimentación

 

Se dice que, durante la lactancia, la madre ha de cuidarse algo más de lo normal debido a esa producción de leche que lleva a cabo su organismo.

Y es que esa leche hace que el cuerpo de la mujer se deshidrate y, por ello, tenga que consumir más líquido (de ahí que las abuelas y personas mayores, a sus hijos y nietos, les digan siempre que tienen que beber mucha leche).

Como líquido no tiene por qué ser leche, puede ser cualquier líquido que la nutra e hidrate de forma que no vaya a enfermarse.

Además, también deberá tener en cuenta la alimentación que siga ya que, la mayor parte de la alimentación de la madre pasa a la leche materna y ésta al bebé.

Así, las drogas, el tabaco, etc. son impensables para una mujer que está dando de mamar a su hijo si no quiere que éste sufra algún daño en su organismo.

Uno de los alimentos que las mujeres que amamantan deben tomar son las almendras (dicen que potencia la producción de leche materna) así como los frutos secos, sin olvidar, claro está, un aporte equilibrado de frutas, verduras, cereales, etc.

Deja un comentario