Lactancia: Errores comunes que pensamos

La lactancia es uno de los actos más maravillosos que nos encontramos cuando damos a luz porque es un vínculo que se da entre madre e hijo o hija a la hora de alimentar al pequeño y que hace que la relación entre ambos se solidifique aún más.

Actualmente los médicos aconsejan la lactancia materna en los pequeños por todos los beneficios que tiene la leche materna frente a cualquier tipo de leche del mercado. Y es que la lactancia materna provee al pequeño de un sistema inmunológico único que lo protegerá de forma diferente a si fuera criado a través de leche sintética.
 
Existen, a su vez, una serie de errores a la hora de pensar en la lactancia como son:
 
 Los bebés deben alimentarse de ambos pechos cada vez.
 
Los bebés deben mamar diez minutos en cada toma, después sólo toman “aire”.
 
Los bebés deben alimentarse de un solo pecho en cada ocasión.
 
Para que el niño “aguante” la noche, hay que darle un biberón.
 
Un biberón es una “ayuda” para la madre y permite que los pechos se llenen mejor.
 
No se puede dar de mamar a gemelos.
 
Después de los 6 meses la leche materna no alimenta.
 
Dar el pecho a los niños mayores de un año crea dependencia y es malcriarlo.
 
Los niños necesitan tomar agua o biberones de leche artificial o no recibirán líquidos suficientes.
 
El chupete no interfiere con la lactancia y es el mejor consuelo.
 
Si la madre toma medicación hay que suprimir la lactancia.
 
Cuando un niño llora es por hambre.
 
Mi leche no es buena porque está “aguada”.
 
Si el bebé llora o no “aguanta” las tres horas, la leche de la madre no es suficiente.
 
La lactancia es algo natural, si no funciona es que la madre tiene poca leche.
 
En las mastitis hay que suprimir la lactancia.
 

Todos estos errores han existido y existirán a lo largo de la vida pero es porque antes no se veía como buena la lactancia materna debido a que, como tenemos que trabajar, es un "engorro" tener que estar dando de mamar al pequeño. Sin embargo, los especialistas ya aconsejan esa lactancia porque protegerá al pequeño a lo largo de su vida.

Deja un comentario