Lactancia artificial

Ocurren casos en los que las madres, por uno u otro motivo, no pueden dar el pecho al bebé, o con la lactancia materna no tienen suficiente (porque la madre no tiene suficiente leche en sus mamas) y hay que hacer uso de la llamada lactancia artificial que está basada en leche de vaca modificada, compuesta ésta por hidratos de carbono, grasas, proteínas y complementos vitamínicos.

Existen en el mercado dos fórmulas de leche artificial:
 
-          De Iniciación (que va desde que nace hasta los 4-6 meses de edad) donde se modifica muchísimo la leche para que sea tolerable por los bebés y no vaya a producirle daños en su estómago.
 
-          De continuación: Se da a partir de los 4-6 meses de edad y las modificaciones son menores a fin de que vayan adaptándose a la leche normal.
 
 
La leche artificial lo que hace es cubrir todas las necesidades del niño que con la leche materna no se puede aunque el que le demos una lactancia artificial no quitan, siempre y cuando podamos, de que le demos de vez en cuando el pecho al bebé porque es uno de los elementos esenciales que todos los niños deberían tomar debido a su gran aporte y sus beneficios al bebé.
 
Siempre que se pueda, la leche materna debería ser el único alimento hasta el cuarto o sexto mes de vida. A partir de ese momento empieza a ser deficitaria en nutrientes y en principios energéticos respecto a las necesidades del niño con lo que deberíamos, a partir de esa edad, introducirle la leche artificial aunque esto puede cambiar según los casos porque hay madres que sí mantienen las propiedades de la leche incluso hasta el año de edad.

Deja un comentario