La vuelta a casa

Antes, el periodo de hospitalización por maternidad era más largo, de unas 72 horas. Hoy en día se ha comprobado que tanto la madre como el bebé se recuperan mejor en cada. Por eso, en la mayoría de los hospitales públicos y privados al alta se da 48 horas después de un parto normal y 3 o 4 días después de una cesárea.

Para que a la mujer le den el alta, deben cumplirse una serie de requisitos que valora el equipo médico. En primer lugar, la madre no debe tener ni fiebre ni síntomas de infección. Además, la episiotomía, si la hay, debe estar en buen estado. No debe existir hemorragia genital, sólo el sangrado habitual tras un parto.

El bebé también debe cumplir ciertos requisitos para que le den el alta. En su caso, deberá pesar más de 2`5 kilos y lo ideal es que mame correctamente. Aunque hay mujeres a las que le tarda en subir la leche. A las 48 horas de nacer se les realiza la prueba del talón que puede detectar algunas enfermedades muy importantes para su desarrollo.

madre-y-nino

Una vez en casa, las revisiones tanto de la madre como del bebé se realizarán en el centro de salud. El recién nacido será revisado por el o la pediatra a los 15 días y entre el 5º y el 10º día le harán la segunda prueba del talón.

A la vez que esta segunda prueba a la madre se le revisará la episiotomía o la herida de la cesárea y podrá plantear cualquier duda que le haya surgido.

A las 6 semanas del parto o cuando termine la lactancia, el personal ginecológico le hará una revisión completa.

www.elbebe.com

Deja un comentario