La situación del padre ante el parto

Sabemos que, a la hora de dar a luz, es la madre la que sufre y hace todo el esfuerzo para que el bebé nazca.

Sin embargo, los padres, en esos duros momentos, también lo pasan bastante mal porque no puede ayudar a su pareja, aún cuando la ve sufriendo.

Si nos ponemos en la piel de un hombre, ver cómo su esposa, la persona a quien ama, sufre por dar a luz a un hijo que también es parte suya, hace que muchos hombres sientan como un deber tener que quedarse a su lado y soportar el dolor juntos (aunque para el hombre pueda llegar a ser el doble).

Hay hombres que pueden soportar esa situación pero hay otros (y seguro que muchas enfermeras y amigos pueden contarnos anécdotas) que no pueden soportarlo y, o bien tienen que salirse de la sala, o se acaban mareando y teniendo que atender a la madre y al padre al mismo tiempo.

Deja un comentario