La sangre del cordón umbilical. ¿Guardarla o no?

 

cordon

Cada vez se ha hace más popular que los padres decidan guardar la sangre del cordón umbilical de su hijo en el momento del nacimiento. Incluso existen bancos exclusivamente destinados a almacenar estas muestras sanguíneas hasta el momento en que el dueño decida retirarlas. Este nuevo tipo de negocio, no exento de polémica, se ha hecho muy popular en muchos países. Tan sólo en España se almacena el 10% de la reserva mundial de sangre de cordón.

Los padres desean proteger a su hijo ante toda enfermedad o trastorno que puede ocurrirle en el futuro y la sangre del cordón umbilical promete convertirse en la cura para muchas enfermedades que hoy tiene un mal pronóstico.

Una vez que el bebé sale del cuerpo de la madre y que el cordón es sujeto mediante pinzas, se procede a cortarlo y de inmediato se extrae la sangre que contiene. Es un procedimiento totalmente seguro e indoloro y no interfiere en absoluto en el proceso del nacimiento

La sangre contenida en el cordón umbilical posee células madre. Las células madre son capaces de regenerarse en cualquier otro tipo de células del cuerpo humano, por lo que los científicos esperan que en un futuro, puedan desarrollarse con ella órganos y tejidos totalmente compatibles, ahorrándose así los riesgos de varios procedimientos delicados.

Por el momento son varias las enfermedades que pueden tratarse con las células madre, en especial aquellas que afectan a la sangre, entre ellas están algunos tipos de leucemia, lupus, algunas anemias y trastornos inmunes. Los mejores resultados se han dado en los trasplantes de medula ósea. Además la sangre almacenada no sólo puede beneficiar al propio dueño sino que también a sus parientes cercanos que sean compatibles (hermanos, primos etc.).

Las muestras obtenidas son congeladas y almacenadas en cámaras especialmente diseñadas. En la mayoría de los países no existen bancos públicos de almacenamiento, y el costo es un fuerte impedimento. Países pioneros como España han implementado estos programas a nivel público, siendo el segundo en avances en esta materia a nivel mundial.

Deja un comentario