La salud de tu familia

Lo más importante en la vida es la salud de tu familia, que no tiene precios.

Pasamos muchos años entre la casa y el puesto de trabajo y además 25 de una vida media dormimos. Que hacemos para que nuestros hijos se sienten seguros y confortable en la vivienda?

Apunta siempre por la seguridad y el bienestar para mejorar tu calidad de vida. Tal vez pensamos que si creemos un ambiente agradable de punto vista visual es suficiente, y decoramos casi cada año la casa.

Las renovaciones son buenas si incluyen elementos innovadores de combatir el ruido, la polución, el polvo, la humedad, etc.

Miramos bien los precios, tanto en los objetos necesarios como el precio de ventanas, puertas, el mobiliario, pero también de los aparatos de aire acondicionado, etc.

Hablemos del aislamiento acústico y cuáles son los efectos negativos del ruido en nuestro hogar. Esto puede causar en primer lugar estrés y insomnio, con lo cual no descansamos bien y perderemos la concentración. Además provoca dolores de cabeza, fatiga u otras posibles enfermedades.

Como por la ventana entra el ruido, lo mejor es tenerlas con cierre hermético y utilizar el vidrio y el cristal. Si vivimos por ejemplo en centro de la ciudad, los vidrios tendrían que ser de un mayor grosor, como los vidrios laminados.

Debemos preocuparnos también la climatización en cuanto el frio, el calor y la humedad y encontrar las mejores soluciones para nuestra salud, como comprar un deshumificador, ventanas excelentes y pinturas adecuadas.

Una problema bastante grande es la polución, que no debemos recibirla con los brazos abiertos tras la ventanas. Mantenemos una buena ventilación, evitando las humedades.

Para los malos olores que pueden surgir, especialmente en las zonas industriales, comprobar las instalaciones de la casa, los filtres, los sifones, etc.

La ventilación es un problema en los baños o en algunas cocinas que a causa de la construcción de la casa o del apartamento no tienen salida directa afuera.

En lo más posible, ventilar todas las habitaciones diariamente y tener las ventanas abiertas cuando no estamos en la casa. El baño se debe ventilar más después de la ducha y la cocina después de preparar algo de comer, para eliminar tanto la humedad, el humo, como también los olores.

Y por ultimo comprobar si tenemos alguna alergia, especialmente los niños, porque el polvo que puede causar muchas enfermedades, especialmente  en el aparato respiratorio y los ojos.

La limpieza es además imprescindible.

Deja un comentario