La rubeola

Es una enfermedad infecciosa producida por un virus que se propaga a través del aire por medio de las gotitas de las secreciones nasales que las personas que padecen la enfermedad expulsan al hablar, toser o estornudar.

Cuando una mujer embarazada contrae la rubéola y la trasmite al futuro hijo o hija, éste nace con una grave enfermedad llamada "síndrome de rubéola congénita", que podemos prevenir mediante un programa de vacunación. La persona que ha padecido rubéola queda inmunizada para toda la vida.

Sus síntomas son unas manchitas de color rosado o rojo pálido de diferente tamaño que no tienden a unirse y que aparecen primero en cara y detrás de las orejas y que después se extienden por todo el cuerpo, aunque no suelen afectar las extremidades.

Es característico de esta enfermedad el aumento de los ganglios situados en la región occipital, detrás de las orejas y la nuca. La fiebre es poco elevada y afecta poco al estado general del niño o la niña.

rubeola

Para prevenirla, se aconseja la vacunación contra la rubéola a los 15 meses y una segunda dosis de refuerzo a los 11 años con el fin de que las mujeres cuando lleguen a la edad fértil tengan más anticuerpos (defensas) para defenderse frente a una posible infección del virus de la rubéola. De hecho, la incidencia de la enfermedad en nuestro país es mucho más baja desde que se incorporó esta vacuna al calendario obligatorio.

www.guiamonclova.com.mx

Deja un comentario