La ropa de los bebés

Los bebés, nada más nacer, a la semana o así, tienen la ropa pequeña porque, aunque parezca mentira, crecen bastante rápido y eso hace que muchas veces tengamos que estar comprando ropa cada vez más grande para vestirlos. Además, no sé que les pasa a las tallas que, a un niño recién nacido, la ropa de primera postura apenas si le vale durante un mes, después tienes que irte, como mucho, a la de tres o séis meses porque la ropa más pequeña no le vale (por ser pequeña).

Yo misma tengo a veces problemas para encontrar ropa de la talla de los niños ya que un niño de casi 2 años tengo que estar vistiéndolo con ropa de 4 años… Y no es que esté alto ni nada, es como el resto de niños, sólo que la ropa de su edad se la ponía con 9 meses. Y así ocurren más casos como el de una niña que, su abrigo, es de una talla para 8 años…

¿A qué es debido? Pues ni idea, pero quizás los fabricantes debieran mejorar el tallaje de las ropas ya que lo único que hacen es marear a los clientes.

Dejando esto a un lado, la ropa de los bebés debe ser lo más cómoda posible. Tengamos en cuenta que durante 9 meses ha estado completamente desnudo así que el que su piel entre en contacto con otro material puede hacerla reaccionar de una u otra manera y puede incluso creársele alergia a determinada ropa (a la lana, al algodón,…).

No es mejor llevar bien vestido a nuestro bebé sino que él se sienta cómodo y eso se consigue con ropa holgadas, que no apriete mucho, pero tampoco que se le vaya a caer.

Deja un comentario