La risa

La risa es algo que nos pasa a todos, grandes y pequeños, cuando hay algo que nos hace mucha gracia y nos reímos. Algunas veces ni siquiera podemos parar y nos falta el aliento porque no dejamos de reír… Y es que la risa es necesaria siempre.

 

Ya sea por algo que hace nuestro bebé o por algo que nos hacen, reírnos es lo mejor que podemos hacer, no sólo porque nos divertimos, sino porque, en realidad, es bueno para nuestro organismo, una forma de liberar tensiones y de relajarnos.

¿Y para los niños? Bueno, también les ocurre eso. A ver, ¿os acordáis de la primera vez en que se rió tanto como si le faltara el aliento? Yo aún no recuerdo, fué porque se me cayó al suelo un folio e intenté alcanzarlo antes de que cayera… Aún oigo su risa, una risa de las estridentes, de las que se te contagia y no puedes parar de reír, pero la verdad es que tampoco quieres hacerlo…  En esas situaciones la mayoría de los padres solemos hacer lo mismo que le haya hecho reír una y otra vez porque nos llena de felicidad saber que nuestro hijo está contento con ello y se está divirtiendo.

Pero no sólo eso, es que estamos ayudando a que se desarrollo, a que se alegre por cosas triviales, cosas sin importancia que, al fin y al cabo, son las pequeñas cosas de la vida las que tendrán que animarlo (que luego empiezan con las obligaciones y hasta la vejez no pueden disfrutar de nuevo como niños, o al menos no tanto).

Así que animemos a nuestros hijos a reírse y riámonos con ellos, es algo que nuestros cuerpos agradecerán.

Deja un comentario