La responsabilidad

Muchas veces los niños suelen pedirnos cosas que entrañan cierta responsabilidad por su parte y, si no es responsable, es el padre o la madre quien tiene que hacerse cargo, con la consiguiente discusión con los niños porque no hacen lo que deben, o aquello por lo que tiene una cosa o un animal.

La mayoría de los niños piden una mascota a los pocos años de edad. Hay otros que piden videoconsolas o móviles, cosas todas ellas que generan cierta responsabilidad por su parte ya que es algo (en el caso de los animales) que dependen de ellos para casi todo (sacarlos a la calle para hacer sus necesidades, alimentarlo, dejarle agua limpia, lavarlo,…). Otros como las consolas o los móviles la responsabilidad se refiere al hecho de no estar todo el día con el móvil o jugando a la consola ya que también tiene que hacer otras cosas.

Es por eso que la decisión de darles a los niños responsabilidad es una decisión en la que deben tenerse en cuenta muchos factores, dando prioridad al hecho de saber si realmente el niño está preparado o no para una responsabilidad y una confianza por parte de los padres. No es que no vaya a cometer errores, seguro que los hará (como nosotros lo hicimos cuando fuimos pequeños) pero debemos ser conscientes de que darle un regalo a un niño sin esperar responsabilidad para con el mismo es darle un mero capricho ya que no le enseñamos a los niños que hay que ser responsable con aquello que adquirimos, ya sea un objeto o un animal.

Si nosotros confiamos en ellos y nos dan muestras de que no se van a cansar a la primera de cambio de las cosas, entonces podremos tomar la decisión más fácilmente. Pero siempre deberemos pensar en el niño y en su modo de madurar.

Deja un comentario