La prueba de la glucosa

Entre la semana 24 y 28 del embarazo, es habitual que la mujer se le cite para realizar la llamada prueba de la glucosa Test de O`Sullivan. Esta sencilla prueba se realiza para detectar una posible diabetes gestacional (exceso de azúcar en la sangre) en la mujer.

La prueba no da un diagnóstico exacto, sino que identifica a las mujeres que tienen posibilidad de tener un problema y necesitan otras pruebas para determinarlo. Por eso, aunque el resultado sea positivo no implica que se padezca diabetes gestacional.

El test es muy sencillo y consiste en tomar una solución de agua azucarada que contiene 50 gramos de glucosa. Su fin es comprobar como asimila el organismo esa glucosa. Para ello, la mujer tendrá que esperar una hora desde la toma para que le extraigan sangre del brazo. Por eso puede ser una buena idea llevar un libro o una revista si no se va acompañada. Además, no se pide que la mujer acuda a la prueba en ayunas, sino desayunada.

Los resultados estarán listos en unos días y si la lectura no es normal, mandará realizar otra prueba que se conoce como la curva de la glucosa. Ésta si que determinará si se padece la diabetes del embarazo.

Deja un comentario