La prueba de Apgar

El momento del nacimiento es intenso tanto para madre como hijo, por ello los médicos revisan al bebé apenas sale del vientre materno, asegurándose que esté bien, y en el caso de algún problema, entregarle toda la ayuda que necesite.

Apenas nace el bebé los médicos realizan la llamada Prueba de Apgar, un examen rápido en donde a través de puntaje se analiza el funcionamiento del organismo del bebé parte por parte. Así saben cuando el pequeño requiere asistencia y que tipo de ayuda entregarle.

apgar En el test de Apgar se analiza la respiración del bebé, tono de piel, frecuencia cardiaca, tono muscular y reflejos. Cada uno de esos factores recibe un puntaje que puede ir de 0 a 2.

Cero significa la ausencia de la función; Uno su funcionamiento bajo; Dos funcionamiento perfecto.

Luego que se analiza cada área, se suman los puntajes. Un bebé que obtiene una puntuación baja recibe atención inmediata por parte del neonatólogo, con asistencia respiratoria y traslado a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales.

Si el puntaje es medio se estimula al bebé y se espera que éste mejore en la segunda medición, la que se hace cinco minutos después.

En caso de una puntuación alta o perfecta, se entrega al bebé a su madre, aunque de todos modos se vuelve a repetir el examen en cinco minutos más. El test de Apgar ha demostrado ser una excelente herramienta para salvar la vida de los recién nacidos y evitar otro tipo de problemas que pueden presentarse.

Imagen: Educadoras

Deja un comentario