La primera ecografía

Desde que supiste que estabas embarazada, las ganas de ver por primera vez a ese bebé que llevas dentro son muchas y el momento de la primera ecografía marcará también el debut de tu hijo ante los ojos de sus padres.

sonogram-1

En un embarazo normal, la primera ecografía suele realizarse entre la octava y novena semana del embarazo. Por estar en las etapas más tempranas del embarazo, te será difícil distinguir las partes del bebé o incluso encontrarlo, ya que mide apenas un poco más de un centímetro. El médico verá que el feto se encuentre bien ubicado, escuchando además el latido de su corazón. En muchos casos es el momento en que podemos enterarnos que esperamos mellizos o quizá más.

Para mejores resultados, el obstetra te pedirá que bebas abundante agua antes de concurrir al examen, del que luego saldrás emocionada no sólo por ver a esa pequeña mancha en la pantalla que será nuestro bebé, sino que por escuchar por primera vez el firme y rápido latido de ese pequeño corazoncito que ya te tiene conquistada.

Si es que el padre puede acudir, es ideal que lo haga, ya que así comienzan juntos y con muchas ganas esos meses que ahora vez como interminables, pero que pasaran rápidamente, y que tendrán como regalo la llegada de un nuevo y valioso miembro a la familia.

Imagen: Jennie Stamps

Deja un comentario