La música clásica para los niños

Si, ya sé que ahora no hay mucha gente que escuche música clásica porque ahora lo que se llevan son otro tipo de músicas más activas, dinámicas y de saltar sobretodo (porque con muchas de ellas no puedes ni bailar).

Sin embargo, a mí me gusta la música clásica ya que es una música que puede, tanto relajar como activar nuestro organismo. Por ejemplo, con Chopin la música es más relajada (claro está, depende de la pieza de música que escuchemos) pero con Strauss eso cambia siendo más activa y con más altibajos.

Los niños al principio no saben nada de música y suelen crecer escuchando la misma música que nosotros. Más adelante es cuando ya pueden diferenciar y sus sentidos le indican si la música les gusta o no, pero hasta ese momento suelen pasar varios años.

Una cosa que sí aconsejo, y parece que está avalado por expertos, es que los niños que escuchan música estando en el vientre de la madre son más activos y más despiertos, aprenden las cosas más rápido y maduran de forma más rápida que los niños que no lo hacen. También tenemos que tener en cuenta que, cuando acercamos un radio o mp3 o cualquier aparato de música, muchas veces el bebé puede reaccionar, puede darnos patadas si esa música no les gusta o bien sentirse tranquilo por lo que escucha.

Eso también nos hace que tenga un gusto por la música mayor que si no ha escuchado música durante el embarazo de la madre, e incluso que tenga dotes para ello porque el oído se les afina para poder captar más las notas de la música.

Deja un comentario