La lactancia protege el corazón de la madre

A pesar de las ‘ataduras’ que supone, casi todas las mujeres son conscientes de los beneficios que supone dar de mamar a un bebé. Y no sólo para la criatura, sino también para ellas.

Pero los beneficios van más allá, ya que según un estudio realizado en Estados Unidos con más de 100.000 mujeres, las mujeres que dan el pecho a los largo de su vida durante más de 23 meses tienen un 23% menos de riesgo de tener problemas de corazón.

Otros estudios han comprobado que las mujeres que dan el pecho mejoran el metabolismo de las grasas y que la glucosa también mejora. Para algunas personas expertas, estos cambios positivos se mantienen a lo largo del tiempo. Esto apoya el hecho de que la lactancia materna se relacione con un menor riesgo de diabetes y con un incremento del HDL, el colesterol bueno.

Todos estos factores también influyen en el riesgo de padecer una afección cardiaca. Entre las posibles causas está la capacidad de alterar el metabolismo de lípidos y glucosa, así como la facilidad para movilizar los depósitos de grasa.

Hoy en día, las enfermedades cardiovasculares suponen la primera causa de mortalidad en las mujeres occidentales. Por eso, la lactancia puede ser una ‘cura’ importante para paliarlas.

Deja un comentario