La importancia de tener una hora fija para ir a la cama

Por más que estén cansados, los niños se rehúsan a ir a la cama con berrinches, rabietas y otro tipo de comportamientos negativos, por lo que muchos padres ceden y les dejan estar despiertos hasta más tarde.

sleeping-toddler Un niño que no duerme lo suficiente no estará preparado para afrontar bien el día, repercutiendo en su rendimiento social y escolar. Por ello es importante fijar horarios que garanticen el buen descanso del pequeño.

Según la edad, los niños tienen diferentes necesidades. Por ejemplo los más pequeños necesitan más horas y alguna siesta, mientras que los más grandes podrán quedarse hasta un poco más tarde.

La hora de dormir del niño debe transformarse en un rutina fija no sólo para él, sino que también para la familia. Si cuando da su hora de ir a la cama se encuentra con sus padres y hermanos mayores se están divirtiendo, se sentirá fuera de la dinámica.

Lo mejor es establecer un horario para las actividades como la cena, baño, etc. Así el pequeño sabrá cuando viene la hora de irse a la cama, en una rutina que le será conocida e incluso le ayudará a dormir mejor.

El fin de semana dicha rutina puede cambiar, aunque lo ideal es que no se modifique en más de una hora y media, ya que el cuerpo del chico está acostumbrado a sus horarios.

Imagen: Mommy Auctions

Deja un comentario