La importancia de la relación entre hermanos

1574R-02639A

Las relaciones entre hermanos son la primera interacción social del niño con uno de sus pares, sobre todo si existe poca diferencia de edad. Muchos dicen que las peleas entre hermanos preparan a los niños para los problemas de la vida. Siendo la segunda entre cuatro hermanos puedo afirmar que si bien las peleas entre nosotros eran pan de cada día, si alguien tocaba a alguno de mis hermanos, los cuatro nos abalanzábamos como leones a defenderlo. Existía un código de honor fraternal.

Se sabe que la relación entre hermanos es la más duradera que se tendrá en la vida. Es importante que aprendan a apoyarse mutuamente y a trabajar en equipo. Y el juego es la manera ideal de lograrlo. Cada niño es diferente y como tal tendrá sus actividades preferidas y necesitara su propio espacio, por ello es importante permitírselo y tratar a cada pequeño como un individuo y no como uno más del montón, eso si, nunca mostrando favoritismos, ya que los celos son quizá la causa principal de los problemas y resentimientos en las relaciones fraternales.

Dependiendo de la diferencia de edad existente, los niños tendrán a formar equipos. Aquellos con poca diferencia de edad, tenderán a verse como iguales, compartiendo juegos, vivencias y experiencias de crecimiento durante los primeros años. Es muy probable que con el crecimiento se distancien, pero lo aprendido en esos primeros años quedará marcado para siempre.

Los mayores, especialmente en familias numerosas, asumirán el rol de protectores de los más pequeños e indefensos, y los pequeños verán en sus hermanos mayores una suerte de ídolos y figuras a quienes admirar y seguir. Luego de sus padres, se convertirán en su principal influencia y modelo de roles.

Si bien los padres en ciertos casos deben intervenir en los conflictos entre hermanos, es importante enseñarles a resolver los problemas entre ellos mismos. Quedar en el medio de la situación, sólo producirá más roces. Si es necesario castigar a uno de los niños por su comportamiento agresivo, es importante no hacerlo sentir como el “malo de la película”, sino que explicarle que cometió un error y que por ello debe ser castigado, enfatizando que no por ellos es menos querido ni menos importante.

Una manera en que los padres pueden ayudar a generar y enriquecer los lazos entre los hermanos es buscar actividades que todos los chicos disfruten entre sí y les enseñen la importancia de compartir y divertirse en grupo, ya que la familia es la primera unidad de aprendizaje social y los hermanos están unidos de por vida.

Deja un comentario