La habitación del bebé

Preparar la habitación del bebé es una bonita tarea pero también complicada. Complicada sobre todo si tenemos poco espacio o no disponemos de todo el dinero que nos gustaría para decorarla y vestirla. Por eso, vamos a ver algunos consejos básicos para rentabilizar este primer cuarto que tendrá nuestro hijo o hija.

En primer lugar debemos preguntar a los amigos y la familia si tienen algo que puedan prestarnos. Por ejemplo la cuna. La cuna es imprescindible, pero también es cierto que es algo temporal. En algunos meses ya podremos pasar al niño o niña a una cama, que si que estará más tiempo con ellos.

Si la habitación que hemos elegido no tiene armario empotrado, deberemos dotarla de uno o más armarios o cómodas para guardar la ropa, enseres y juguetes del bebé. Si vas a comprar hazlo con la idea de que más adelante, cuando el bebé sea más mayor, se pueda seguir utilizando. Necesitaremos, además, un cambiador que lo podemos colocar encima de una cómoda.

habitacion-bebe

Las lámparas, cortinas o estores y otros elementos de decoración también son importantes. Para ello tendremos que tener en cuenta el color que elijamos para la habitación e intentar que todos los elementos del cuarto tengan armonía. Lo mismo sucede con la ropa de cama.

Conviene no recargar mucho la habitación con muebles y cajoneras para que el bebé disponga de espacio libre para jugar y moverse según avancen los meses.

Deja un comentario