La estimulación prenatal

Bien es sabido que la música amansa a las fieras, pero otra de las características de las melodías es la estimulación temprana de los bebés. Incluso dentro la tripa, los padres y las madres pueden comenzar a realizar actividades con sonidos, las voces y otros estímulos como vibraciones, presión y luz. 

Con estos estímulos, el bebé, ya desde el tercer mes de gestación puede aprender a reconocer y a responder ante ellos y así favorecer su desarrollo sensorial, mental y físico.

De hecho, está demostrado que son muchos los beneficios de la estimulación prenatal de los bebés.

Por un lado, investigadores de prestigio como Thomas R. Verny y Rene Van de Carr demuestran en sus estudios que los bebés estimulados tras el parto tiene una mayor capacidad visual, lingüística, motora y auditiva.

Por otro lado, también reporta una gran satisfacción a las madres, ya que éstas se muestras más activas y seguras después del parto y tienen un mayor éxito durante la lactancia.

Por último, los lazos familiares y la unión entre los bebés estimulados y sus familias son más intensos y duraderos.

Por supuesto, el hombre debe desempeñar un papel activo en la estimulación temprana del bebé. Un simple ejercicio en el que puede participar es sentarse detrás de la mujer, envolviendo su cuerpo y acariciar el vientre materno mientras le habla dulce y tranquilamente al bebé. Si la familia es más numerosa, a los hijos e hijas les encantará participar en esta actividad.

estimulacion

Deja un comentario