La escoliosis

Seguro escuchaste ese término varias veces y sabes que tiene que ver algo con la espalda, pero hay mucho más atrás de la palabra escoliosis, el trastorno más común que afecta a la columna vertebral.

Básicamente, la escoliosis corresponde a un encorvamiento de la columna vertebral, algo que en niños y adolescentes se da durante el crecimiento. Dependiendo de su severidad pueden corregirse por si solas, requerir terapia o, en los casos más graves necesitar cirugía.

escoliosis2

La escoliosis tiende a afectar con más frecuencia a las niñas que los niños, y suele ser pesquisada en los exámenes físicos regulares que realiza el pedíatra, aunque muchas veces los padres o maestros notan algo raro en la posición de los chicos o ellos se quejan de dolor en su espalda.

Ante cualquier sospecha, lo mejor es acudir al pedíatra, quien a través de pruebas físicas y radiológicas diagnosticará la existencia del problema, derivando al niño o niña a un especialista en el área.

En general, cuando un niño tiene una escoliosis suave no se realiza ningún tratamiento, pero se sigue atentamente su evolución. Si la curvatura es más acentuada, suele utilizarse un “corsé” que mantendrá la columna en posición correcta, logrando que crezca derecha. Si es grave, el médico tendrá que intervenir, ya que la malformación puede estar presionando algún órgano.

Lo importante es que estemos atentos al cuerpo de nuestros hijos y no pasemos por alto ningún comentario acerca de su espalda. Otro punto vital es educarles para que se sienten correctamente y caminen derechos.

Imagen: Quiromadrid

Deja un comentario