La ecografía

La ecografía, también llamada ultrasonido, fue utilizada por primera vez durante la segunda guerra mundial para la detección de submarinos. Años después se descubrió que la misma tecnología podía servir pera observar al feto dentro del útero y estudiar su crecimiento y bienestar.

La ecografía sirve para confirmar el embarazo y su ubicación intra o extrauterina, controlar el desarrollo normal del bebé, estimar su peso y también muestra donde está implantada la placenta.

Es un procedimiento ampliamente utilizado en el embarazo normal y es sumamente útil en embarazos complicados por alguna enfermedad.

La ecografía es inocua y hasta el momento no se han demostrado que condicione la aparición de ningún efecto adverso para el bebé o para la madre. Igualmente se recomienda no abusar de las ecografías y realizar sólo las necesarias.

Existen dos tipo de técnicas para realizar una eco-fondo-blogecografía obstétrica, una a través del abdomen materno, para lo cual es necesario el llenado de la vejiga materna para poder visualizar mejor la zona uterina. La otra es la ecografía transvaginal que se realiza para estudios ginecológicos y durante el primer trimestre de la gestación.

Generalmente, a lo largo del embarazo se realizarán 3 ecografías. Una hacia la semana 12, otra a las 20 para ver detectar posibles malformaciones y una última en la semana 32 para comprobar el crecimiento fetal.

www.dor-lomin.org

Deja un comentario