La discapacidad es social

Con el advenimiento de la discapacidad en una persona, se presenta una realidad que incluye no sólo a la persona con discapacidad sino a sus ambientes más próximos.Es un problema social en la medida que afecta a un gran número de personas(aumento de la perspectiva de vida e inclusión de las personas con movilidad y comunicación restringida, quienes ven limitadas sus funciones vitales) y puede resolverse con la acción social.
 
Desde el punto de vista de la incidencia de factores socioculturales pero en la etiología de las discapacidades, que pueden provocar deficiencias en una persona se encuentran: la desnutrición infantil, la deshidratación y las infecciones por falta de higiene, casi siempre acompañadas de insuficiente estimulación y aislamiento social.
 
La deficiencia de hierro  se asocia con una disminución de la capacidad intelectual aún varios años más tarde de cuando ocurre y afecta a las mujeres en edad fértil, embarazadas y lactantes. Ocasiona mayor riesgo de fracaso escolar, menor capacidad de trabajo muscular y menor defensa ante las infecciones.
Existen otras patologías asociadas, como el retraso crónico de crecimiento la deficiencia severa de vitamina A es la primera causa de ceguera en el mundo en vías de desarrollo, la deficiencia de ácido fólico en las embarazadas genera el riesgo de espina bífida o mielomeningocele.Afirma además que las deficiencias son más frecuentes en un contexto de pobreza, por mala calidad nutricional, con infecciones reiteradas y con un ambiente insalubre.

 También existen otras causas que se originan en el ámbito sociocultural que contribuyen a la instalación de las discapacidades, como los accidentes en el hogar; enfermedades ocupacionales y accidentes laborales (originados por la inseguridad en las condiciones del trabajo; complicaciones del embarazo y el parto generalmente en mujeres de escasos recursos y educación, o madres adolescentes); abuso de sustancias adictivas, entre otras.

Deja un comentario