La costra de lactancia

Se trata de un trastorno muy común en los y las lactantes. Suele aparecer durante las primeras semanas de vida y en un mes tiende a curarse de forma espontánea.

Provoca la aparición de escamas amarillentas y enrojecimiento en el cuero cabelludo, pero tranquilas, no es grave ni doloroso.

Las causas de su aparición no están del todo claro, pero sí que es cierto que no tiene nada que ver con la intolerancia a la leche. Generalmente, su aparición se atribuye al exceso de estimulación de las glándulas sebáceas del cuero cabelludo por parte de las hormonas maternas.

A pesar de que en la mayoría de los casos es un problema de naturaleza estética, pueden presentarse complicaciones que se pueden evitar con unas simples precauciones. Es importante no intentar quitar las escamas de la cabeza del bebé. No sirve de nada y podemos provocar más irritación. Las manos del bebé deben mantenerse limpias y la uñas cortas. Por último, si se toca mucho la cabeza, deberemos ponerle unos guantes de algodón.

costralacteaNTnva

Deja un comentario