La alegria de oirle su primera palabra

Cuando tenemos un hijo lo que más ansiamos es verle hacer por primera vez todo, verle empezar a dar sus primeros pasos, comer su primera comida, ir a su primer día de cole, y, sobretodo, escuchar sus primeras palabras…

Cuando un padre escucha de su hijo las primeras palabras, sean las que sean, suele ser ese el día más maravilloso que han tenido, aunque se llegue cansado de trabajar y no se tengan ganas de nada más.
 
Es por eso que la primera palabra de nuestros hijos es la que más ilusión nos hace. Sí es cierto que muchas veces esperamos que mamá o papá sea la primera palabra que salga de sus labios pero a veces los niños no hacen lo que ellos quieren y la palabra puede ser cualquier cosa (y si no imagináis el capítulo de los Simpson donde la primera palabra de Bart fue “Hay Caramba” o la de Lisa, que fue “Bart”, en referencia a su hermano).
 
Nunca sabremos por qué eligen una u otra palabra para ser la primera pero sí que sabemos que si esa palabra es mamá o papá nos ponemos muy contentos porque vemos que nuestro hijo nos reconoce y que sabe expresar con palabras aquello que siente. Pero no siempre dirá eso, en mi caso, con dos sobrinos, una de ellas su primera palabra fue mi nombre pero para el otro, refiriéndose a mí, es Tata (le salió la palabra solito, sin que nadie se lo dijese, nada más que cuando lo cambiaba me llamó así), porque ha optado por llamarme así…

Deja un comentario