Jugar con los recién nacidos

Tal vez hayas notado que la visión de tu bebé recién nacido es un tanto limitada. Parece no notar las cosas que están lejos, pero si colocas algo dentro de su línea de visión (de 20 a 40 cm. de su cara es lo ideal), verás que de pronto presta atención.

Esta es una habilidad necesaria para su supervivencia; los bebés vienen al mundo equipados para encontrar alimento y esta es la distancia entre su carita y la tuya cuando le estás dando de comer. Explora el desarrollo de la destreza visual de tu bebé con un sencillo juego de marionetas para los dedos.

Con este juego desarrollará habilidades visuales y de interacción. Y sólo necesitas marionetas para dedos sencillas. Puedes comprarlas o hacerlas con cartulina y rotuladores.

Otro juego es aquel en el que ponemos a nuestro bebé cara a cara. La naturaleza ha preparado a los bebés para fijar la vista en los rostros desde el instante de su nacimiento, y no hay nada tan cautivador para un bebé como unos ojos, nariz y boca expresivos. De hecho, los estudios muestran que los bebés reconocen y recuerdan las caras mejor que los adultos.

Con este juego desarrollará habilidades de reconocimiento visual y necesitaremos un espejo de mano y tu cara. Crea un juego basado en el interés que muestra tu bebé por las caras haciendo algunas muecas graciosas tú misma. Ponte frente a él cuando esté recostado en su asiento de coche, carrito, o sillita mecedora o acostado boca arriba en la cama o en cualquier otro lugar.

Deja un comentario