Juegos infantiles: a la zapatilla por detrás

Entre todos los que quieren jugar se echa a suertes quien se queda con la zapatilla. Sale uno que se queda con la zapatilla y el resto, dándose la mano, hace un corro en el suelo, sentados.

El que tiene la zapatilla empieza a dar vueltas alrededor del corro y cantando esta canción (u otra parecida):

A la zapatilla por detrás, tris-tras. 
Ni la ves ni la verás, tris-tras. 
Mirar para arriba, que caen judías.
Mirar para abajo, que caen garbanzos.

Manos adelante, que viene el gigante.Manos hacia atrás, que viene Barrabás
¡A dormir, a dormir, que vienen los Reyes Magos!

Cuando termina la canción todos deben cerrar los ojos, y contar hasta un número, diez por ejemplo. El que lleva la zapatilla debe dejársela en la parte de atrás a alguien. A los pocos segundos abren los ojos y comprueban  a quien le ha dejado la zapatilla.

El que la tiene, debe cogerla y salir corriendo detrás del que le dejó la zapatilla para intentar darle con la zapatilla. Si a las 3 (o las vueltas que se acuerden) no le pilla, pierde. Entonces será él, el que comience el juego de nuevo.

Deja un comentario