Intolerancia a la lactosa

leche vaso

 

Uno de los alimentos que presentan una mayor cantidad de problemas de intolerancia en los niños es irónicamente el más importante en su dieta; la leche de vaca. La lactosa es el azúcar de la leche y en nuestro intestino existe una enzima denominada lactasa, encargada de digerir la lactosa.

La intolerancia a la lactosa es causada por una deficiencia en dicha enzima, lo que causa que las personas con ese problema presenten reacciones adversas cada vez que consumen un producto lácteo. Estas pueden ir desde dolores abdominales e hinchazón, hasta diarreas, vómitos, lesiones anales, y estreñimiento.

Si se sospecha que nuestro hijo puede padecer este trastorno, es importante consultar de inmediato con el pediatra, quien es el indicado para dar un diagnostico a través de un examen. Que un niño sea intolerante a la lactosa no significa que vaya a sufrir problemas de crecimiento o desarrollo, sólo va a ser necesario realizar ajustes en su dieta, eliminando todos aquellos alimentos en que pudiese estar presente y remplazando los nutrientes necesarios para asegurar una alimentación completa. No se requieren medicamentos ni tratamientos invasivos, aunque tendremos la difícil misión de educar a nuestro hijo para que no ceda ante la tentación de los chocolates, tortas, y demás productos que pueden contener leche.

Deja un comentario