Intentar organizar nuestro tiempo

Como mamás, somos “todólogas”. Sabemos hacer de todo, y si no sabemos, es preciso aprender rápidamente, porque las necesidades de nuestros hijos y nuestro hogar no ponen pausa si nosotros no sabemos cómo hacer algo.

Desde expertas en la tecnología (que saben enviar fax, administrar cuentas de correo electrónico o verificar repetidamente los estatus en Facebook de los hijos adolescentes, e inclusive bloquear el acceso a internet y al WiFi…), hasta conductoras, cocineras, limpiadoras y enfermeras. Ser mamá es un trabajo multifacético que nos exige renovarnos día con día y aprender cada vez más.

Los desafíos además, se incrementan.  Anteriormente para cocinar sólo hacía falta tener sazón, hoy en día hace falta saber sobre nutrición. Si antes era suficiente con atender el teléfono, hoy hay que manejarse con destreza en el mundo de internet y las redes sociales. Es por ello que es importante organizar nuestro tiempo de forma adecuada pues de lo contrario podemos ser víctimas de picos de estrés y agotamiento que nos impedirán disfrutar de nuestra familia y en último término, de nuestra vida.

El organizar nuestro tiempo nos debe dar la oportunidad de separar nuestras diferentes facetas y darle a cada una el espacio que necesita, así como prepararnos más y contar con los periodos de descanso requeridos para tan exigente tarea.

Contar con un planeador electrónico (en nuestro Smartphone o en el ordenador), o con una tradicional agenda en papel (no es por ser retro, es porque es realmente práctico), y agendar adecuadamente lo que tenemos por hacer semanalmente, y posteriormente apegarnos a dicha planeación, nos permitirá designar espacios para la relajación y el esparcimiento.

Hay una máxima que no debemos olvidar como madres: para cuidar de nuestra familia es preciso en primer lugar cuidar de nosotras mismas. Una mamá enferma y agotada no podrá velar por sus hijos. Una mamá triste y ansiosa, tampoco. Así que anímate, programa tu semana, apégate a un horario y designa espacios para estar sola y relajarte, y espacios para disfrutar de tu familia. 

Deja un comentario