Integración de niños con necesidades especiales a escuelas normales

Hace algunos años los niños que padecían alguna deficiencia mental, sin importar el grado de ella, debían asistir a instituciones especiales para su educación y rehabilitación, algo dawncomplicado, sobretodo en aquellos pequeños que eran funcionales y veían sus capacidades  mermadas al recibir instrucción pensada para chicos con problemas más serios.

Es por ello que poco a poco escuelas regulares están comenzando a integrar a niños con deficiencias del desarrollo leves a sus clases normales, algo que beneficia a todos los alumnos, ya que funciona como una lección de tolerancia y entendimiento de los demás.

Niños con síndrome de Down, parálisis cerebral y otras condiciones que les permiten funcionar sin demasiada asistencia, se integran fácilmente con sus compañeros, sobretodo si comienzan a hacerlo desde la etapa preescolar, en una convivencia que puede alargarse durante la primaria.

Los chicos con deficiencias leves demostraron alcanzar su potencial al estar inmersos en un ambiente que les estimula a dar más de si, con maestros instruidos especialmente para monitorear sus actividades, las que se ajustan a sus capacidades y necesidades, en una experiencia que ya ha sido probado con éxito en varios países del mundo.

Generalmente el proceso se da en el preescolar y primaria, momentos en que se adquieren habilidades básicas tanto sociales como en conocimientos necesarios para funcionar en sociedad, aún cuando los logros de alumnos especiales no estén al mismo nivel que sus pares.

Si quieres que tu hijo asista a una escuela integrada, averigua con su terapeuta de forma de encontrar la institución ideal que lo acoja con los brazos abiertos, demostrando que todos son parte valiosa de la sociedad, siendo capaces de enseñarnos a través de la amistad y tolerancia.

Imagen: Dsansw

Deja un comentario