Instrumentos caseros

A muchos niños, de pequeños, les encanta la música, y cuando van a comprar siempre se paran delante de algún tambor, algún piano,… Siempre procuran tocar algún juguete que lleve música e incluso a los padres les es difícil conseguir arrancar a los niños de los pasillos de juguetes porque les gustan los instrumentos.

Pues bien, hoy quiero mostraros lo fácil que es construir un pequeño instrumento casero para nuestros hijos. Lo único que necesitamos es una botella de agua mineral de plástico (que no sea lisa), unos garbanzos normalitos y una cuchara vieja.

Lo que tenemos que hacer es meter los garbanzos en la botella de agua (vacía, claro está) y cerrarla. Ya tendremos el instrumento porque el niño podrá cogerlo y agitarlo pero si queremos más podemos darle la cuchara y enseñarle a que deslice la misma sobre la botella. Como tiene garbanzos dentro hará un sonido que será distinto a si la botella está vacía o tiene más garbanzos.

Otro instrumento que podemos hacer es con vasos de cristal y agua. Digamos que es lo que se hizo en el episodio de la serie Heidi, llenar cada vaso con una medida distinta de agua y después, con una cucharilla, se puede ir notando las distintas clases de notas que se pueden conseguir.

De este modo conseguiremos que nuestros hijos estén atentos y se diviertan, aunque sea por un rato. Otros instrumentos que pueden construirse son unas maracas, por ejemplo, o incluso un tambor, todo depende de la imaginación que tengamos porque sobre los instrumentos podríamos utilizar casi cualquier cosa que haya en nuestras casas y esos instrumentos, al hacerlos con nuestros hijos, serán más gratificantes, tanto para nosotros como para ellos mismos.

Deja un comentario