Inseminación intrauterina

La inseminación intrauterina es un método frecuentemente usado en parejas infértiles. Consiste en la introducción del semen en el útero a través de una cánula especial para mejorar las probabilidades de embarazo.

Está indicada en aquellos casos en los que hay una dificultad y/o impedimento para el pasaje de espermatozoides a través del cuello uterino , ya sea por alteraciones en la calidad del semen, mal moco cervical, inconvenientes en la relación sexual, y/o incompatibilidad entre los espermatozoides y el moco cervical. La inseminación intrauterina puede ser también útil en casos de alteraciones ovulatorias, ya que éstas se corrigen mediante tratamientos hormonales y la inseminación se realiza cercana a la ovulación.

Esta suma de procedimientos de inducción de ovulación más inseminación ha probado su eficacia de tal forma que actualmente se realizan en parejas que presentan esterilidad sin causa aparente .Ya que la inseminación intrauterina se basa en la capacidad de los espermatozoides en fertilizar al óvulo en el aparato genital femenino, es indispensable que las trompas sean permeables.

También resulta útil la inseminación intrauterina en casos de endometriosis leve . Esta es una afección que se caracteriza por la aparición de endometrio fuera del útero. A estas parejas con endometriosis leve suele tratárselas igual que a las parejas con esterilidad sin causa aparente. La experiencia muestra que la inseminación no es efectiva en casos de esterilidad masculina severa (en cantidad o calidad), ni en mujeres con trompas de Falopio dañadas.

Deja un comentario