Infecciones de orina

Las vías urinarias incluyen los riñones (que producen la orina), los uréteres (los conductos que llevan la orina desde los riñones hasta la vejiga), la vejiga (que almacena la orina hasta que el cuerpo está listo para vaciarla) y la uretra (el conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior). Normalmente la orina recorre este camino sin dificultad. No obstante, cuando entran bacterias en la orina, que provienen de la piel de alrededor de los genitales o del recto, o que llegan a través del torrente sanguíneo, se puede producir una infección e inflamación en cualquier punto a lo largo del recorrido.

www.rincondelvago.com

Alrededor del 3% de las niñas y el 1% de los niños tienen como mínimo una infección urinaria durante la infancia, generalmente en los primeros años de vida. Después del año, las niñas tienen una probabilidad cinco veces mayor que los niños de contraer la infección.

Llama al médico si sospechas que tu hijo tiene una infección. Si bien las infecciones urinarias son por lo general fáciles de curar, si no reciben ningún tratamiento pueden producir daños permanentes en los riñones e incluso insuficiencia renal. Los médicos dicen que los niños menores de 2 años son más propensos a sufrir daños graves, por eso es importante detectar y tratar esta afección lo más pronto posible.

Deja un comentario