Implante coclear; moderna solución para niños sordos

Cuando un niño nace con sordera o se vuelve sordo por alguna enfermedad como la meningitis, creemos que se verá condenado al lenguaje de señas en un mundo mudo. Pero la medicina ha dado grandes pasos y hoy existe un procedimiento que puede revertir varios tipos de sordera.

Se trata del implante coclear, un dispositivo artificial que reemplazando la función de parte delimplante-coclear2 oído, envía las señales eléctricas al nervio auditivo, el que a la vez la manda al cerebro para ser interpretadas.

Para poder beneficiarse del implante coclear, es necesario que el niño tenga sordera total o muy profunda, que no pueda ser corregida con audífonos externos.

Se recibe a través de una cirugía con anestesia general, donde se trabaja al interior del oído. Con una duración aproximada de tres a cuatro horas, el chico deberá quedar hospitalizado por dos días, luego de los cuales se conecta la parte externa del dispositivo a la que fue implantada, abriendo los primeros canales sonoros, testeando la audición y sus niveles, para lo que se requiere ir ajustando cada electrodo hasta llegar a una calidad optima.

Los pequeños que se someten a la cirugía, deberán enfrentar un proceso de rehabilitación en donde aprenden a oír, reconociendo sonidos, interpretando y entrenando a un cerebro que no acostumbrado a realizar dicha función.

Aquellos niños menores de tres años y que cumplen con las características necesarias para la intervención, son el grupo ideal para recibir el implante, el que cambiará su vida, permitiéndoles integrarse a un mundo sonoro.

Imagen: Discapacitados

Deja un comentario