Identidad sexual en niños y niñas

Hay niños amanerados en las escuelas que comienzan a sufrir aislamiento. En el caso de las niñas ‘marimacho’ suele ser más difícil de detectar. En cualquier caso, estos niños y niñas sufren y su familia también, especialmente si sospechan que es el primer síntoma de una posible homosexualidad y no saben cómo afrontarlo.

En algunos casos, el amaneramiento en los niños o la masculinidad en las niñas sólo son conductas que s escapan a los estereotipos de lo que ‘debería’ ser un hombre o una mujer. Pero el ser humano es muy cruel y sobre todo a edades tempranas. La ambigüedad les asusta y por eso la rechazan, no entra dentro de sus simples patrones de hombre y mujer.

Por eso, es muy importante que desde el seno familiar el niño o la niña se sienta arropado en su manera de ser y que no intenten cambiarle por ejemplo, haciéndole jugar a fútbol, obligándole a jugar con muñecas…Deberemos respetar y fomentar sus gustos y habilidades.

nino jugando

En cualquier caso, la homosexualidad es una opción sexual más que nada tiene que ver con desviaciones o enfermedades. Si una persona tiene preferencia por personas de su mismo sexo vendrá determinada y nada se puede hacer para cambiarlo. Ni se debe. Los padres y madres deben respetarlo, comprenderlo y ayudarles para que tengan una vida normal lejos del rechazo de la sociedad.

Cuando el niño o la niña vayan creciendo, deberemos afrontar el tema de la sexualidad con absoluta naturalidad e intentar resolver cualquier duda que les pueda surgir. Una buena cultura sexual es sinónimo de seguridad y protección.

http://chemaitei.com

Deja un comentario