Hipotiroidismo y embarazo

 

tiroides

El hipotiroidismo, o mal funcionamiento de la glándula tiroides es una condición bastante común en las mujeres. Yo misma la sufro. Si bien no es exclusiva del género femenino (suele ser genética, por lo menos en mi caso mi hermano también la tiene). Una de cada tres mujeres la padece. El tratamiento es bastante simple. Con sólo tomar una dosis de suplemento de hormona tiroidea diaria y chequear los niveles hormonales con frecuencia podemos estar sanas y libres de cualquier síntoma o consecuencia.

La glándula tiroides es una de las más importantes de nuestro sistema endocrino. Es la encargada de producir la hormona tiroxina encargada entre otras cosas de regular el crecimiento en la infancia, nuestro metabolismo (las personas con hipotiroidismo tienden a engordar más fácilmente), los procesos de sueño, entre otras. En algunos países se realiza un examen preventivo a los niños pequeños para detectar cualquier anormalidad, pero este debe repetirse en la edad adulta, puesto que puede desarrollarse en cualquier etapa de la vida.

Una vez diagnosticadas, el médico nos indicara que fármaco debemos consumir y la dosis adecuada. Luego de ello, no deberíamos tener ningún problema. En el embarazo es cuando más debemos cuidarnos, ya que con los cambios hormonales, nuestra ya afectada tiroides tiende a causar mayores estragos.

Es muy importante informar al médico si se sufre de hipotiroidismo, o si nunca nos hemos realizado el examen, es el momento justo para hacerlo. En caso de un embarazo con un hipotiroidismo no diagnosticado, aumentan los riesgos de sufrir complicaciones, como interrupción del embarazo, parto prematuro y pre eclampsia. Si la enfermedad está diagnosticada sólo será necesario ajustar la medicación y realizar un seguimiento más a fondo de nuestros niveles hormonales. El tratamiento del hipotiroidismo no representa ningún riesgo para el bebé.

Como mencione antes, esta condición suele ser hereditaria, por lo que nuestro hijo tiene mayores posibilidades de padecerla. Es importante que se someta a exámenes para confirmarla o descartarla. Mientras más precoz sea el diagnostico, las consecuencias serán menos molestas.

Deja un comentario