Herpes labiales en los niños

Muchos niños al tener resfrío o sin ninguna causa aparente, presentan pequeñas lesiones en la forma de granos sobre la comisura de los labios. A eso se le llama Herpes labial y no tiene relación con los herpes genitales que padecen los adultos.

Pueden presentarse a través uno o más granos en cualquier lado de los labios. Cuando éstos se revientan, queda una costra que se quedará allí por un par de semanas. No es necesario tratar un herpes labial, aunque si son contagiosos ya que se originan por la presencia de un virus, por ello la frecuente relación con resfríos y gripes.

El herpes labial puede contagiarse compartiendo labiales, vasos o partir de un beso, por lo que si un niño los presenta, debemos evitar que los pase a otro pequeño o a sus padres. Una vez que se padeció de herpes labial, es fácil volver a sufrirlos. En caso de que se repitan con frecuencia, se puede consultar al médico en búsqueda de una solución o manera de aliviar sus molestias.

Deja un comentario