Golpes en la cabeza

En una ocasión nuestro hijo se dio un golpe en la cabeza y en un segundo se le hinchó terriblemente. Nos asustamos y acudimos al ambulatorio, pero nos dijeron que generalmente los golpes en la cabeza, aunque aparatosos, no suelen revestir gravedad.

Si el golpe es en las sienes, en la nuca o en plano sobre la cabeza puede ser peligroso, pero en la frente o en el resto de la cabeza no suele tener riesgo y basta con ponerle frío en la zona. Eso hicimos y unos horas después le bajó la hinchazón, aunque se le quedó el ojo morado porque bajó el golpe a esa zona, pero en unos días se le pasó.

Meses después, estando en un parque temático, vimos unos padres histéricos porque a su hija le había pasado lo mismo y tenía un bulto enorme en la frente. Les contamos nuestra experiencia y se quedaron más tranquilos mientras esperaban al médico.

La verdad es que asusta mucho por lo espectacular que resulta y porque el bulto aparece en unos segundos, pero esta bien saber que no es grave. Ahora siempre tenemos en el congelador unas bolsas plásticas especiales para golpes. Llevan un líquido dentro y se colocan obre el golpe envueltas en un paño para aliviar la hinchazón. Las venden en las farmacias.

La semana pasada el niño, que no para, se cayó hacia atrás del carro del supermercado y se dio un buen golpe. Pedimos unos hielos y en un rato ya estaba jugando otra vez. La verdad es que le ha quedado un buen bulto y a la noche tuvo que dormir de lado, pero ya no corrimos muertos de miedo al médico.

Deja un comentario