¡Fuera pañales!

A partir de los dos años de edad, es recomendable comenzar el proceso de adaptación para que los niños y niñas dejen de utilizar el pañal.

No es tarea fácil y en muchas ocasiones el padre y la madre terminarán desquiciados. Pero es imprescindible la constancia y la repetición par que el niño o niña aprendan a pedir sus necesidades a tiempo y a acostumbrarse a hacerlo en un baño.

La mejor época para hacerlo es en verano, puesto que si se mojan con los escapes llevan menos ropa y el cambio es más fácil. ¡En invierno imaginaros si hay que llevar de repuesto body, camiseta, jerséis, pantalones, calcetines y abrigo!

Generalmente, en las guarderías suelen ir acostumbrando a los niños y niñas a este proceso. Lo importante es que en casa las familias lo sigan y no interrumpan los avances. Se les debe explicar la importancia de pedir para ir al baño y ellos deben aprender a controlar sus esfínteres.

Para motivarles, cada vez que piden y orinan o hacen caca en el baño ‘de mayores’ se les puede obsequiar con una pegatina de sus dibujos favoritos que pueden ir pegando en un cuaderno a modo de trofeo.

Si parece que no avanzan y sigue orinándose encima no desistáis y sed constantes. Una vez que se ha dado el paso sería muy contraproducente para el niño o la niña en volver al pañal.

orinal

Deja un comentario