Frutos secos durante el embarazo

Cuando tenemos reunión familiar o con amigos y amigas, se quedan bastante asombrados de todas las cosas que no puede comer o hacer una embarazada. Las madres de otras generaciones siempre comentan que ellas podían comer de todo y no pasaba nada. Hoy en día hay más control y sobre todo funciona el ‘más vale prevenir’.

Hay mucha controversia en cuanto a los frutos secos durante el embarazo, pero parece ser que solamente los cacahuetes pueden ofrecer peligro para algunas mujeres. Otros frutos secos como las nueces o las avellanas son completamente seguros.

Los cacahuetes son un alimento muy alérgeno. En una mujer embarazada puede causa problemas respiratorios, afecciones en la piel y otros síntomas.

cacahuetes

Antes de que se desarrolle la alergia es preciso que un niño o niña entre en contacto con pequeñas cantidades de este alimento. Ese contacto inicial hace que se sensibilice de tal que manera que, posteriormente, su cuerpo puede tener una reacción alérgica muy fuerte al comer cacahuetes o alimentos que lo contengan. Algunas personas expertas creen que la sensibilización inicial puede producirse durante el embarazo, al entrar en la placenta una mínima cantidad de cacahuete.

Por eso, la mujer debe evitar los cacahuetes durante el embarazo y la lactancia. Para hacerlo más llevadero, y sobre todo si te gustan mucho los cacahuetes, diremos que es una gran fuente de energía vacía. Es decir, que tiene muchas calorías en forma de grasa y muy pocos nutrientes.

Deja un comentario