Fracaso escolar

El fracaso del alumno es, en realidad, el fracaso del sistema. Pero no sólo eso, sino de las instituciones sociales. El hedonismo pasa a tener un lugar central y el lazo entre la subjetividad de los niños y el saber se esfuma.

De allí que los educadores se encuentran exigidos para cambiar sus  normas educativas, en tanto las viejas ya no les sirven porque no se ajustan a las problemáticas actuales de los niños

Deberá diferenciarse un fracaso escolar verdadero del abandono pedagógico. La falta de documentación respecto a la inasistencia frecuente, la falta de recursos, etc. Por otra parte, también suele confundirse el fracaso escolar con el bajo rendimiento. El buen rendimiento suele referir el resultado final de las calificaciones, aunque se trata de una evaluación relativa.

                                                              dibujo-campo-arruinado.bmp

 El fracaso escolar es aquella situación en la que el sujeto no alcanza las metas esperables para su nivel de inteligencia, de manera tal que ésta se ve alterada repercutiendo en su rendimiento integral y en su adaptación a la sociedad

Podríamos decir que hay dos tipos de fracaso escolar:

1. El fracaso del niño o del adolescente de modo tal que su capacidad intelectual no le permite seguir el ritmo normal de la clase.

 2. Puede darse también el caso del sujeto que fracasa siendo su inteligencia, atención, memoria e interés normales o incluso superiores.

Pero también, y no sale en estadísticas, muchos niños quedan fuera del sistema educativo, por problemas en la convivencia escolar. Cuando deberían trabajar la escuela y la familia juntas para superar este problema, se toma la desicón de sacar al niño de la escuela a la que asiste  y de esa manera queda excluido . Este es un fracaso de la sociedad toda, y más que nada un fracaso de la institución educativa.

.

Deja un comentario