Fortalece sus defensas

Durante sus primeros meses de vida un gran número de bebés se mantienen sanos gracias a los beneficios que les proporciona la leche materna, la cual fortalece sus defensas.

Sin embargo, a los 6 meses tu pequeño o pequeña queda desprovisto de un sistema defensivo capaz de enfrentarse a los microorganismos que pueden afectarlo, por ello son tan frecuentes las infecciones a partir de esa edad.

Entre tanto, a los 18 meses de vida las defensas de la mayoría de los niños y niñas alcanzan su madurez y reaccionan contra las enfermedades infecciosas comunes.

www.myspace.com

Algunos de los peligros que enfrentan los niños y niñas que no tienen un sistema inmunológico fuerte es la exposición a gérmenes. Existen dos formas: la directa, con desarrollo de síntomas; o la indirecta, más grave que la primera. Los niños y niñas sanos pueden presentar un incremento en las infecciones cuando crece su exposición a los gérmenes. Esto ocurre, por ejemplo, cuando asisten a las guarderías y los colegios o en familias donde hay varios niños en edad escolar, que llevan microorganismos a casa.

Otro peligro es la respuesta y memoria inmunológica. Niños y niñas con pocas defensas sufren frecuentes infecciones y enfermedades provocadas por virus que disminuyen la capacidad de respuesta del organismo. Por esta razón, un niño normal puede sufrir entre 6 y 10 infecciones por año, en los primeros 4 ó 5 años de edad.

Deja un comentario