Fomentar un buen sentido del humor en los niños

Está claro que las personas con un buen sentido del humor están más preparadas para afrontar las diferentes situaciones de la vida, sabiendo dar vuelta situaciones adversas y desarrollar buenas relaciones sociales, las que les ayudarán durante toda su vida.

risa

 

Imagen: 3info2u

Pero un buen sentido del humor no es sólo algo con lo que nace, sino que una habilidad que los padres deben ayudar a desarrollar desde la infancia, criando no sólo a niños más felices, sino que también mejor adaptados y preparados emocionalmente para el mundo de hoy.

Para fomentarlo, es importante enseñar y compartir con los niños lo divertido de la vida diaria, por más absurdo que ello parezca. Siempre se puede encontrar algo gracioso dentro de las diferentes situaciones cotidianas. Se tiene la idea de que los niños se ríen de cualquier cosa, pero no es así. Tal vez una caída o un dibujo animado les cause risa, pero otras cosas requieren ser cultivadas.

No importa que estemos en una actividad cotidiana, ya que el explicar el origen de una palabra, tradición e incluso actividades diarias, puede llevar a que el chico vea más allá de lo obvio y retenga hechos y anécdotas en su memoria, las que luego transmitirá a sus pares ganándose su respeto y cariño.

Otro punto importante es felicitar a los niños por sus ocurrencias espontáneas, lo que no sólo tiene que ir a través de un “muy bien” o “felicitaciones.” A veces la mejor alabanza es profundizar lo que el chico dijo y contarles nuestras impresiones, pidiéndoles que sigan su idea, con lo que además damos pie a ayudarles a expresarse oralmente de forma creativa.

Un niño que sepa reírse de sus errores, con capacidades de líder y buena adaptación al medio, no sólo será un pequeño feliz, sino que estará empezando un camino a convertirse en un adulto sano y estable.

Deja un comentario