Fiebre en el embarazo

A diferencia de lo que muchas creen, el embarazo no protege a las mujeres de enfermedades infecciosas, ya que estamos igualmente susceptibles de contraer gripes, infecciones y resfríos, las que de no ser tratadas adecuadamente pueden traer consecuencias tanto para la madre como para el hijo.

insomnio Cuando nos enfermamos, la fiebre suele ser uno de los primeros síntomas, ya que representa el esfuerzo del organismo por aniquilar a ese virus o bacteria que nos afecta, subiendo la temperatura del cuerpo. Pero cuando se eleva demasiado pueden venir complicaciones, sobretodo en la mujer embarazada, ya que se ha demostrado que el alza de temperatura en el organismo puede dañar al bebé por venir.

Las fiebres son simple más complicadas en las primeras etapas de gestación, ya que se están formando los órganos y estructuras nerviosas. Una vez que llegamos al segundo trimestre del embarazo, los riesgos de complicaciones disminuyen.

Pero no cualquier fiebre es peligrosa, pero debemos estar atentas si es que la temperara corporal llega o sobrepasa los 39C°. En ese caso será necesario acudir a un servicio de urgencias para recibir el tratamiento oportuno.

En caso de temperaturas por sobre lo normal pero que no sobrepasen los 39C°, es importante consumir abundante líquido y guardar reposo,  pudiendo también tomar algún fármaco autorizado por el obstetra y que sirva para combatir la fiebre. Si ésta no cede o tiende a subir, lo mejor es ir al médico, quien sabrá recetarnos algún medicamento que no vaya a dañar al bebé

Imagen: Natural pregnancy mentor

Deja un comentario